LA HISTORIA

Desde el desplazamiento masivo causado por el auge del caucho y el comercio de esclavos a fines del siglo XIX, la nacionalidad Siona en Ecuador se ha dividido en tres regiones: Aguarico, Cuyabeno y Putumayo, cada una de las cuales enfrenta una miríada de amenazas a la supervivencia de sus territorios y culturas. Su población es de aproximadamente 400 personas dispersas en varias comunidades.

Las comunidades Siona de la región de Putumayo, Wisuya y Buenavista, son organizadas, resistentes a las industrias extractivas y firmes en su visión de conservar su territorio y mantener su cultura ancestral. Los últimos taitas o chamanes de Siona restantes viven en estas comunidades. Sin embargo, durante años, las compañías petroleras en los lados ecuatoriano y colombiano de la frontera han utilizado una presión implacable y tácticas engañosas en un esfuerzo por obtener acceso al territorio rico en petróleo de Siona.

EL FUTURO

El equipo Siona de Ceibo ha instalado sistemas de recolección de agua de lluvia para cada familia Siona en Ecuador, garantizando agua potable limpia y segura durante décadas. Para fortalecer la autonomía de las comunidades remotas de Siona fuera de la red, Ceibo les proporcionará sistemas de energía solar en los próximos años.